Este blog nació hace algunos años y es uno de los frutos de la amistad de Felipe y Camilo, dos amigos que, gracias a sus guitarras rojas, se encontraron para darle vida a Alessandro, un chico que tiene un poquito de Felipe y otro poquito de Camilo. Viajes, porros, música, ficción, poesía y yagé, protagonizan este espacio.



lunes, 11 de abril de 2011

Salvaje


Después de mucho tiempo,

otra vez tuve una noche salvaje,

Apasionante, completamente llena de lujuria,

De insectos intrépidos,

Besando fresas y mordiéndolas suavemente,

Sacándoles todo el jugo y su perfume,

Abrazando la tristeza,

La melancolía y la aventura de la soledad.

Despertando al día siguiente con los recuerdos de las caricias dadas y recibidas,

Con esa calurosa sensación de vivir lo prohibido,

De hacer todo lo soñado,

Soñando aún más con volver a dibujar esa boca en mi cuello,

Despertando todos los sentidos y descubriendo rutas que no se habían descifrado,

Rutas que quizá se habían transitado sin darse cuenta,

Pero con cada nuevo visitante se van transformando,

Van adquiriendo nuevos colores y sabores,

Sintiendo las chispas y la electricidad,

Sacudiendo los latidos del corazón,

Quitando la ropa que estorba,

Que desea ser tirada en el piso para desenvolverse en esa noche de encuentros,

De maricas buscando el abrigo del otro,

De los cuerpos tecnológicos y blancos,

Viviendo la maravilla de tener orgasmos rozando la mano visitante,

Despelucando el cabello,

Logrando desintoxicar mi ser,

Untándolo de pecado sano,

De perversión color azul,

Imaginando palmadas y mordiscos en mi cuerpo,

Dándote todo lo que otros cuerpos me han enseñado.

Haciendo de mi vida un mar de sexo, dildos y placer,

De cuerpos raros que deseo probar,

Y del tuyo,

Que es el que hoy me tiene ansioso,

Con ganas de volver a bajar la cremallera que me conducirá a la perdición,

La llave para darnos un buen estudio,

Y despertar diciendo: -mierda, qué polvo tan cabrón-.

Ven, acércate,

Acércame a ti,

Limita tu paso por el mundo por unas horas,

Ábrete para calmar tu sed en mí,

Para que me vuelvas un esclavo y un emperador,

Un sucio y tierno depravado demente.


CamiloArt

No hay comentarios:

Publicar un comentario